EL VEGANISMO NO ES UNA DIETA



Las personas veganas nos pasamos la vida luchando, en diversas maneras, por los derechos de los que no los tienen: los animales no humanos. Porque son seres sintientes, que sufren, que aman, que disfrutan, que se horrorizan y pasan miedo y terror, y que solo han cometido un error: nacer en un cuerpo diferente al nuestro. Porque nosotros también somos animales.

Nuestra meta es acabar con la explotación y los abusos vergonzosos a los que están sometidos, el sufrimiento inimaginable que soportan cada minuto de sus pobres y miserables vidas, gracias a los humanos. El maltrato, la tortura y el asesinato -LEGAL- de unos seres inocentes, gentiles e indefensos.


Porque los perros, gatos, y otros animales (a los que hemos señalado como nuestros favoritos) sí que tienen derechos legales, y una persona puede hasta acabar en la cárcel por hacerles la mitad de lo que se les hace diariamente, tras los muros, a otras especies, a las que se utiliza como objetos, y "cosifica", tratándoles como "productos". A esto se le llama "ESPECISMO", y es una forma más de discriminación (por especie).


Me hace gracia, aunque gracia amarga, el que se nos acuse de creernos superiores y de querer llamar la atención y hacernos los "avanzados espiritualmente". Esta actitud es de una necedad y una ignorancia supinas. Quien lucha contra una injusticia, no pretende ir de estrella por la vida, sino de llamar la atención sobre su causa.


"Si, eres vegana/o, te lo guardas para tí, es tu opción personal, déjame que yo haga lo que me de la gana" es una frase que, con la sola intención de hacer una analogía para la comprensión última del inmenso sinsentido de aquella, se podría comparar con ésta:


"Si, si eres antiracista, te lo guardas para tí, es tu opción personal, déjame que yo lo sea si quiero"

"Sí, si estás en contra de pegar a las mujeres, te lo guardas para ti, es tu opción personal, déjame que yo las pegue si quiero" Etc, etc.


Y muchas veces, esos desatinos vienen dados por pura ignorancia, algo a lo que los medios están contribuyendo continuamente, y a propósito, para que la gente siga ignorando lo que REALMENTE es el veganismo.


Porque el veganismo NO ES una dieta. Es una filosofía ética, que está en contra de la explotación de los animales no humanos (y por descontado, de los humanos también) donde se busca causar el menor daño posible, dentro de lo practicable, a todos los seres sintientes. Esto incluye a todo ser vivo con sistema nervioso central, y experiencia subjetiva de su propia vida: animales humanos y no humanos.


El comer animales no es una opción personal, como tanto insisten algunos. Una opción personal es elegir donde vas a ir de vacaciones, o qué ropa te vas a poner mañana. Cuando tu decisión implica que hay una víctima por medio, ya no es una decisión personal, porque la vida de alguien (y los animales son alguien, no algo) depende de ello.


¿A qué le das más valor, al placer culinario de un sabor de unos minutos en tu boca, o a la vida entera de un animal? Estoy segura de que el 90% habéis respondido "a la vida de un animal". Entonces... ¿por qué esa disonancia cognitiva? ¿Por qué no alinear vuestra moral y principios con vuestras acciones?


A tener en consideración:


Cuando sabemos que hacen falta casi 20 kg de vegetales y millones de litros de agua para conseguir 1 kilo de carne, y que todos esos vegetales y agua con que alimentamos y damos de beber a los billones de animales que matamos cada año, podrían alimentar a tres planetas Tierra enteros... ¿cómo podemos seguir escondiendo la cabeza y negando lo evidente?


Por otra parte, hoy en día ya está suficientemente comprobado y aceptado que comer animales no es necesario para tener una buena salud. Y la ciencia y los profesionales de la salud se han manifestado ya de manera obvia sobre el tema. La alimentación 100% vegetal equilibrada, es la única que revierte enfermedades, y la que nos hace más longevos. Entonces, si no es necesario para tener buena salud, solo queda el tema del gusto personal por el sabor de el cuerpo muerto de un animal. ¿Es esa una razón suficiente?


También se sabe que la ganadería es una de las mayores causas del calentamiento global. Salud, medioambiente, crueldad... Dejando de comer animales, se deja de contribuir a todo eso.

Y es por todo eso -causas justas y que afectan al planeta y sus habitantes de manera global- que las veganas y veganos no nos callamos. Y es por esa lucha por la que el veganismo, como movimiento, está creciendo de manera exponencial, sin prisa, pero sin pausa.


RECUERDO: Ser vegana/o y luchar por los derechos de los animales NO es exclusivo. Por ello, quien nos grita a la cara que "nos preocupemos más de las personas y menos de los animales" no tiene ni idea de lo que está diciendo. Las causas justas no son exclusivas unas de otras... una cosa no quita la otra... se puede ser antirracista, antihomófobo, antimachista, y vegan, todo al mismo tiempo.


Paz y salud para todo el mundo.



Entradas destacadas

Presta atención a este espacio, para próximas entradas

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Sígueme en:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • YouTube Clean Grey

© 2023 por El plan alimenticio. Creado con Wix.com