No debemos callar. Las injusticias no se ignoran


"Necesito poder decirles a mis hijos que no permanecí en silencio"

Somos la especie dominante, en este planeta, la que ha conseguido grandes logros, la que se supera continuamente en maravillosas y espectaculares hazañas, tanto en el campo científico y artístico, como en el deportivo y tecnológico.

Pero sin embargo hemos fallado estrepitosamente en el mantenimiento de la paz y armonía entre nosotros, y en cuidar y proteger a nuestro hogar, la Tierra, y a nuestros hermanos y compañeros de planeta, los animales.

En 40 años hemos acabado con el 60% de las especies que poblaban y enriquecían la vida en el planeta. Y paradójicamente, por otro lado, creamos, por métodos artificiales, miles de millones de vidas, con el único propósito de esclavizarlas y utilizarlas como comida y otros objetivos egoístas..

Decimos que comer animales es natural, que es el círculo de la vida; algunos hasta quieren creer que somos depredadores. Que tristemente irónico.

¿Qué tiene de natural el traer animales al mundo, por millones, mediante inseminación forzada, y tenerlos encerrados en horribles condiciones, hasta que se acaba con sus vidas de manera violenta, sin que tengan oportunidad de defenderse ni de escapar?

¿Qué tiene que ver el círculo de la vida, con ir a comprar al supermercado de la esquina, un cadáver despedazado y empaquetado en unas instalaciones siniestras y sangrientas, lejos de los ojos de quien los pone en su plato? Nada más alejado del supuesto círculo...

¿Qué tiene de depredador, alguien que consigue su "comida" ya muerta y despedazada, solo estirando su brazo hasta la estantería de un supermercado? Una víctima, por cierto, disfrazada al máximo para que no se asocie al ser de donde procede: un animal sintiente que no quería morir-?

Foto: Moving animals

Hace mucho que dejamos atrás las cavernas, las glaciaciones, y la lucha por la supervivencia. Lo que hayamos hecho en el pasado, pasado está. Una costumbre no tiene porqué perpetuarse en el tiempo, solo porque se ha hecho siempre, porque si así fuera, estaríamos dando nuestro consentimiento y aceptación a aberraciones como la ablación femenina, los circos romanos, la tenencia legal de esclavos, y la tauromaquia, entre otras.

La ética y la moralidad no viene dictada por las tradiciones. Por suerte, en nuestra historia hemos dejado atrás una gran parte de ellas, por inhumanas, crueles, discriminatorias, e injustas.

Estamos en el siglo XXI. Tenemos suficientes opciones a nuestro alcance para poder vivir perfectamente sanos sin tener que utilizar ni explotar a otras especies, que tienen tanto derecho a su vida y su libertad como nosotros. Ni estamos en situación de supervivencia, ni necesitamos en manera alguna el uso de animales para nuestra subsistencia, vestido, entretenimiento, transporte, ni experimentación.

¡Ojo! Estamos hablando del primer mundo, de personas que tienen una elección, no de tribus perdidas, ni de pastores nómadas, ni de islas desiertas.

Seamos realistas. Seamos comprensivos y compasivos. Tenemos una oportunidad única de contribuir a la salvación de nuestro mundo. Sin tener que quejarnos a nadie, sin tener que recoger firmas, ni pedir a ningún gobierno o empresa que cambie. Porque no lo harán. Ellos no están para complacer a nadie, ni siquiera cuando el futuro del planeta está en juego.

El único cambio que está en nuestras manos es el nuestro propio, como individuos. Nuestros principios alineados con nuestras acciones, nuestro egoísmo aparcado por el bien común, que es, en última instancia, nuestro propio bien. La ley de la oferta y la demanda es la que manda. Si no contribuimos con nuestro dinero a ninguna forma de explotación, la demanda de los productos de la misma disminuirá, y las industrias correspondientes se verán obligadas a cambiar.

¡Ha ocurrido durante toda la historia! No lo podemos ignorar, pensando "yo no voy a conseguir nada". Sí lo vas a conseguir. Juntos, uno a uno, lo vamos a conseguir.

Hacerse vegan es la opción más efectiva que tenemos a nuestro alcance como personas, para cambiar el mundo. Las personas lo están viendo cada vez más claro, y a esa apertura de conciencia está debiendo el veganismo su enorme crecimiento mundial.

Y aunque no fuera así... ¿No prefieres formar parte de la solución que del problema? ¿No crees que te querrás más a tí mism@, que te irás a dormir con la conciencia tranquila, sabiendo que has hecho todo lo que has podido y dejado una huella positiva en tu paso por la vida? Y no solo eso, sino que, además, has contribuido a extender la verdad, por muy difícil que parezca.

Porque ante una injusticia, no nos podemos quedar callados.

Termino con dos frases muy significativas, tan ciertas, por su profundo sentido:

"Nuestras vidas comienzan a terminar el día en que nos callamos sobre las cosas que importan". Martin Luther King.

"Se ha dicho de manera profunda, y cuán cierto es, que lo único necesario para que exista el mal es que la gente buena permanezca en silencio". Edmund Burke - estadista inglés.


Ahora la pelota está en tu campo.

Paz y salud.

#derechosdelosanimales #veganismo #activismovegano #verdad

Entradas destacadas

Presta atención a este espacio, para próximas entradas

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Sígueme en:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • YouTube Clean Grey

© 2023 por El plan alimenticio. Creado con Wix.com