Cremas solares: ¡cuidado! Puede ser peor el remedio que la enfermedad


El tema de hoy no tiene que ver con el veganismo, pero sí con nuestra salud. He creído importante y necesario comentar este tema, dado que estamos en la época de usar cremas y lociones solares, y por el peligro que conlleva el uso de muchas de ellas, que una gran mayoría desconoce.

Cada verano, profesionales de la salud y la industria cosmética nos avisan de los peligros del sol y nos aconsejan que no nos olvidemos nunca de ponernos cremas de protección solar. Lo de protegerse contra el sol ha llegado a ser una obsesión en mucha gente, que se embadurnan de bloqueo total, para no recibir ni un rayo de sol, mientras otros se fríen literalmente en las playas, sin control alguno. Como siempre, el ser humano suele posicionarse en los dos extremos, sin usar el sentido común. siendo los dos extremos igual de peligrosos.

La industria cosmética genera billones de euros con la venta de cremas y lociones solares, de distintos grados, dependiendo del tipo de piel. Pero ¿que es lo que mucha gente ignora, por creer ciegamente en lo que les cuenta la industria, mediante anuncios millonarios en la televisión? ¿Que es lo que no se menciona jamás, lo que se elige ignorar, en muchos casos, porque no nos molestamos en averiguar personalmente si lo que nos están vendiendo es cierto y es seguro? "Si lo dicen en la tele, será verdad", -deduce una gran mayoría-.

Este es el poder que tiene la televisión y la publicidad. Se contrata a una estrella de cine para que nos convenza de las bondades de un producto, cuando lo que dicen es lo que les han pagado por decir. A la gran mayoría de ellos ni siquiera se les ocurriría usar el producto, ya que ellos, con tiempo y dinero de sobra, se encargan de averiguar lo que realmente es eficaz y bueno para su salud.

¿Alguien se cree que las actrices más consagradas de Hollywood van a usar una crema de 20 euros? ¿O una crema solar repleta de ingredientes químicos y sintéticos, tan rematadamente conocidos por sus efectos cancerígenos? Hoy en día es muy difícil ignorar hechos comprobados, como que la cosmética llena de química es peligrosa para la salud, que dichos elementos penetran hasta las capas más profundas de la piel, y el riego sanguíneo, y que innumerables estudios científicos han demostrado que esos elementos son cancerígenos, habiendo sido encontrados sistemáticamente en personas con cáncer.

De los 15 elementos químicos aprobados para la formulación de cremas solares, 9 son comprobados disruptores endocrinos, lo que significa que interfieren directamente con la función normal de las hormonas. Las hormonas más afectadas son la progesterona, la testosterona, el estrógeno, y la tiroides. Los disruptores hormonales, al igual que muchos de los componentes químicos de las cremas solares, pueden afectar directamente al desarrollo del feto, y niños en edad de crecimiento.

Y si embargo, pocas madres hay que no se apresuren a embadurnar a sus hijos con cremas solares cargadas de esa química tan dañina para ellos, cuyos daños potenciales superan a aquellos que pudiera causar el exceso de sol. Con toda su buena fé, y su afán de proteger a sus hijos, están aplicando en su delicada piel productos peligrosos para la salud. Harían mejor poniéndoles una camiseta larga, y una gorra, y limitando su tiempo bajo el sol directo, especialmente en horas en las que el sol está más alto.

En adolescentes, las consecuencias de los disruptores hormonales son pubertad temprana, crecimiento de pechos prematuramente en niñas, y testículos pequeños, que no descienden, en niños. Los disruptores hormonales que actúan como estrógeno, pueden causar cáncer de ovarios en mujeres y de próstata en hombres. Las pantallas solares químicas funcionan absorbiendo la luz UV. En el proceso, parte de ella puede ser usada y mutar. Algunos generan radicales libres, dañando el ADN, y siendo posible causa de cáncer.

Nuestro organismo no reconoce los elementos químicos que nos metemos contínuamente en el cuerpo, y no sabe como reaccionar ante ellos. la respuesta es una reacción defensiva del organismo, por la que intenta aislar las sustancias tóxicas, que acaban causando mutaciones en las células, formando tumores. Entonces, si algunos de los elementos químicos que contienen la mayoría de cremas solares, han sido clasificados como cancerígenos, y directamente causan cáncer, y otros producen efectos dañinos en nuestras hormonas, que a su vez pueden provocar malformaciones en fetos y daños y defectos en el desarrollo humano...

¿que podemos hacer?

Lo primero es dejar muy claro que evitar completamente el sol, es tan peligroso como sobreexponerse a el. Gracias al sol nuestro organismo crea la vitamina D, esencial para nuestra salud. Entre los beneficios principales de esta vitamina, se encuentran: la adecuada absorción de calcio y fósfore, fortalecimiento del sistema inmune, favorecimento de la coagulación de la sangre, y mantenimiento del sistema nervioso.La vitamina D también interviene en la secreción de insulina del páncreas.

La deficiencia de vitamina D puede ser desastrosa para nuestra salud.

En niños causa raquitismo, y asma severo, y en adultos puede causar desde daños neurológicos hasta cáncer. Así pues, no solo las fórmulas químicas de tantas cremas solares tienen efectos cancerígenos, sino que la falta de exposición a la luz solar también puede causar cáncer, debido a una deficiencia de Vitamina D. Una exposición solar moderada (máximo 20 minutos, sin protección solar), protege de hasta 16 tipos de cáncer, como cáncer de mama, de colon, de endometrio, de esófago, de ovarios, de vejiga, de vesícula biliar, gástrico, pancreático, de próstata, rectal, y renal. No hace falta más que exponer brazos y piernas, y en 15-20 minutos al día, hemos conseguido nuestra dosis de vitamina D diaria.

En España, y otros países donde el sol luce la mayor parte del año, no debería haber problemas con deficiencias de vitamina D, sin embargo las hay, por culpa de la mala información, proveniente de fuentes que aconsejan evitar completamente el sol. En países donde la luz del sol es escasa, la población debe suplementarse con vitamina D procedente de complementos alimenticios, dados los riesgos que la falta de esta vitamina vital conlleva.

Así pues, debemos tener extremo cuidado con lo que ponemos en nuestra piel. Los productos no se quedan en la superficie de la piel. Penetran profundamente y causan daños, muchas veces irreparables. Tampoco es aconsejable abusar del sol, dado que envejece y puede causar alteraciones en el ADN debido a la absorción de rayos UVA. Lo más razonable y beneficioso para nuestra salud es una exposición moderada diaria, como decía más arriba, de máximo 20 minutos, y el resto del tiempo permanecer en la sombra o cubiertos con ropa.Si deseamos pasar más tiempo bajo el sol, debemos elegir una crema hecha con ingredientes naturales, sin compuestos químicos, y con un índice de protección adecuada teniendo en cuenta nuestro tipo de piel.

¿Que más podemos hacer para incrementar nuestra protección?

Consumir una dieta sana, llena de antioxidantes naturales, es una de las mejores cosas que puedes hacer, no solo para mantener una buena salud, sino también para proporcionar a tu cuerpo los nutrientes necesarios para protegerte de la exposición a la radiación UV. Los alimentos frescos y crudos, y mucho mejor de origen ecológico, hacen que tu sistema inmune esté preparado para luchar contra las agrasiones, y que mantengas un buen equilibrio de ácidos grasos esenciales omega 3-omega 6 en tu piel, que es tu mayor defensa contra las quemaduras solares, y los vegetales crudos también te proporcionan potentes antioxidantes que combaten los radicales libres causados por el exceso de sol.

Los alimentos liofilizados (o superalimentos en polvo) también son una potente arma que, combinada con tu dieta habitual, te protege contra los ataques de los radicales libres, principal causa del envejecimento y el deterioro del organismo.

Principales elementos químicos usados en lociones y cremas solares:

OMC (Octyl methoxycinnamato)

Octocryleno

Avobenzona

Oxybenzona

Homosalato

Octinoxatro

Octisalato

Retinil Palmitato

Parabenos

Sustituye este tipo de cosméticos por marcas que contengan solo ingredientes naturales de origen ecológico, como por ejemplo:

Aceite de coco

Aceite de jojoba

Manteca de karité

Aceite de sésamo

Vitaminas D y E

Aceite de eucalipto

Aceite de semilla de mango

Equinácea

Óxido de Zinc micronizado (como pantalla solar)

Siguiendo estas pautas, podremos tomar el sol de manera segura y sin temor.

Paz y salud,


Entradas destacadas

Presta atención a este espacio, para próximas entradas

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Sígueme en:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • YouTube Clean Grey

© 2023 por El plan alimenticio. Creado con Wix.com