Estimulantes: comparativa entre el café, el guaraná, y el té matcha


Todos estamos cansados de escuchar tanta información contradictoria sobre ciertos alimentos o ingredientes. Entre los medios, internet, nuestros amigos, y nuestro cuñado, nos vuelven tarumbas con que si esto es malo, si esto es bueno, si esto es mejor que aquello, que si esto es milagroso, o aquello te mata… Hasta tal punto que muchos deciden pasar de todo y seguir haciendo lo que han hecho toda la vida.

Y los comprendo, la verdad, porque ya no sabes a quien creerte. Muchas veces lo que se requiere es una investigación en profundidad, analizando los datos y las fuentes, y contrastando entre unos y otros. Luego, para más seguridad, lo comprobamos accediendo a diversos estudios científicos, mirando bien en los créditos, para no encontrarnos con los financiados por la industria en cuestión. Esto no es difícil, ya que en cualquier estudio científico que se precie, ha de aparecer una sección titulada “conflicto de intereses”. Para más seguridad.

Uno de estos temas controvertidos es el café. Hay quien lo demoniza, como si fuera cianuro, y quien lo reverencia, como si fuera una cura universal. Ni tanto ni tan calvo. En este punto quiero insistir en que yo no me decanto por un lado ni por otro, simplemente analizo los datos y saco conclusiones. ¿Qué me puedo equivocar? Por descontado. Ni yo ni nadie es infalible, pero intento ser lo más objetiva posible, teniendo en cuenta el mayor número de factores disponible. Hoy, bajo petición, voy a analizar tres sustancias estimulantes, -a distintos niveles y formas-, como son el café, el guaraná, y el té matcha, comparándolos entre ellos.

EL CAFÉ.

La bebida más consumida del mundo, (después del agua, claro) tiene sus propiedades beneficiosas para la salud. Pero también tiene contraindicaciones. El problema viene cuando no sabemos controlarnos, y tomamos más del que deberíamos. Porque el café es una de esas cosas

a las que sí se le puede aplicar aquello de “todo, con moderación”. Obviamente, esto no es algo que podamos hacer con absolutamente todo. Si algo es malo, no hay que tomarlo ni con moderación. Pero el café sí es un buen ejemplo, porque posee compuestos que nos benefician.

Algunas de sus propiedades:

  • Alta cantidad de fitoquímicos antioxidantes.

  • Se ha demostrado que el café ayuda a la función cognitiva

  • Combate el dolor de cabeza

  • Aumenta el rendimiento físico

  • Incrementa la pérdida de grasa

  • Ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes mellitus, varios tipos de cáncer, el Parkinson y el Alzheimer.

Efectos negativos:

  • Aumenta el colesterol

  • Puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular en aquellos que tengan una predisposición o estén dentro de grupos de riesgo.

  • Causa nerviosismo y estados de alerta excesivos

  • Puede causar diarrea

  • Puede causar taquicardia

He encontrado estudios de todo tipo, los que alaban sus propiedades, y los que lo denostan hasta calificarlo como peligroso para la salud. La realidad es que tiene sus beneficios y sus perjuicios, y eso es en lo que la mayoría de estudios coincide, y lo que hay que evitar es hacernos adictos a él. Éste estudio habla de sus efectos beneficiosos y también de los perjudiciales:

http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10408390903586412

El que afirma que “no puede funcionar sin su café de la mañana”, se encuentra ya en un estado de adicción nada saludable. Además, no debemos depender de ninguna sustancia que nos estimule de manera rápida y artificial, ya que, a la larga, esto trae consecuencias, y pueden ser serias. Un “mono” de cafeína puede pasarnos factura en forma de dolor muscular, fatiga, e insomnio. Las mujeres embarazadas y aquellas que están en la menopausia deben evitar un exceso de café, ya que éste puede interferir con las hormonas. Sin embargo, en estudios se ha probado su efectividad contra ciertas células cancerígenas. Vamos, una de cal y otra de arena. Así que yo aconsejaría moderación, y analizar las circunstancias propias. Un café al día no está mal, incluso dos, para poder aprovecharnos de sus beneficios, sin sus efectos secundarios. Pero existen alternativas más saludables, así que vamos con ellas.

El ORAC del café es de 2.780. Como ya expliqué en un blog anterior, el ORAC (Oxigen Radical Absorbance Capacity), mide la capacidad de absorción de los radicales del oxígeno, o sea, su poder antioxidante. Más abajo, compararemos los tres.

EL GUARANÁ

El guaraná es una semilla que procede de un arbusto del Amazonia. Se utiliza sobre todo en forma de suplemento, ya que cuenta con propiedades extraordinarias que proporcionan vigor y energía, y son increíblemente estimulantes.

Es por eso que son muy usadas por deportistas,

y también por

personas que necesitan perder peso, ya que contiene más cafeína que el café. Tiene una alta cantidad de fitoquímicos, al igual que el café, por lo que posee un alto potencial antioxidante. Entre sus propiedades destacan:

  • Ayuda a la memoria y la concentración

  • Es analgésico y combate dolores de cabeza

  • Ayuda a la digestión y combate la hinchazón

  • Ayuda (ajustando la dosis) a fortalecer el corazón

  • Aumenta el rendimiento deportivo

  • Retrasa el envejecimiento prematuro, gracias a sus catequinas antioxidantes

  • Aumenta la líbido y la potencia sexual

Como podéis comprobar, las características del café y el guaraná son muy parecidas. Pero aunque el guaraná contiene bastante más cafeína que el café, el guaraná es absorbido mucho más lentamente que el café en el organismo, y no te excita tanto como éste. La energía que proporciona dura mucho más, sin el nivel de alteración nerviosa del café, que llega y se vá rápidamente.

El ORAC del Guaraná es de 4500.

PRECAUCIONES:

  • Su uso continuado crea una adaptación, por lo que el efecto estimulante disminuye

  • Al igual que con el café, no deben tomarla personas con problemas de salud, especialmente con problemas de ansiedad, taquicardia, insomnio, etc, y las embarazadas.

EL TÉ MATCHA

El té Matcha está de moda. Como ocurre con tantas modas, una se pregunta que habrá de cierto en las maravillosas propiedades que se le atribuyen. En el caso del té Matcha, parece ser que todas las alabanzas tienen razón de ser. La explicación está en su origen, y su proceso de elaboración. El Matcha no es solo un té verde, es “El té verde”, la estrella de la película. La diferencia está en que para ser Matcha tiene que ser extraído de las hojas de TENCHA, y luego pasar por un proceso muy cuidado, que le confiere esas excepcionales propiedades.

El proceso es el siguiente: cuando las hojas están comenzando a salir, se las protege de la luz del sol. De esta manera, se retrasa el desarrollo físico, aunque la producción de aminoácidos continúa incrementándose en su interior. Cuando se las recoge y muele, el resultado es un polvo verde increíblemente brillante. Las hojas más jóvenes son más dulces, y se reservan para el Matcha de más calidad. Las más maduras, y un poco más amargas, se usan para variedades más económicas y para cocinar.

El Matcha contiene solo un tercio de la cafeína que contiene el café, y por ello está ganando mucho terreno a éste, con un número en constante crecimiento de admiradores, que están abandonando a su eterna taza, por un estimulante bastante más inocente, y además sin efectos secundarios.

El té Matcha no causa el efecto estimulante rápido del café, sino que la cafeína que contiene se almacena en el organismo y se va liberando lentamente, sin picos, (puede tardar hasta 3 horas en absorberse) y sin causar adicciones. Esto es debido a la presencia de L-Teanina que contiene, -que suele utilizarse también como suplemento para tratar casos de ansiedad-. Gracias a eso, podemos mantenernos con energía durante todo el día, sin los efectos que producen los picos de cafeína del café. Esto es comparable a tomar zumos de frutas, o la fruta entera. La fibra en la fruta nos ayuda a liberar el azúcar lentamente, en vez de de golpe, El efecto es el mismo comparando la cafeína del café y la del té Matcha.

Más de las grandes propiedades del Matcha:

  • Gran aporte de antioxidantes

  • Potencia el sistema inmune

  • Efecto desintoxicante

  • Mejora los síntomas de la colitis ulcerativa, y otras enfermedades inflamatorias

  • Propiedades antibacterianas, que combaten las infecciones, y, al contrario que el café, no causa mal aliento.

  • Es hidratante y alcalino, (por lo que ayuda a oxigenar el organismo), no como el café, que es ácido y deshidrata..

  • Baja el colesterol y controla el azúcar en la sangre

  • Puede ayudar a perder peso

  • Es rico en clorofila, vitaminas y minerales, como vitamina C, selenio, cromo, zinc y magnesio

El nivel ORAC del MATCHA: 1348 unidades

Efectos secundarios o contraindicaciones

En personas muy sensibles, puede causar efectos similares a los del café, por su contenido (aunque mucho menor) en cafeína, como diarrea, trastornos del sueño, y arritmia. Está claro sin embargo, que el que sufra estos síntomas de forma moderada con el café, puede probar con el té Matcha como alternativa.

RESUMIENDO:

Si comparamos la capacidad ORAC (o su poder antioxidante) de los tres, el GUARANÁ sale ganando con creces, con el CAFÉ en segundo puesto. Esto no significa que sea el mejor en general, sino que su nivel de antioxidantes es mayor. Pero hay que hacer una evaluación teniendo en cuenta otros parámetros. Así pues, según la comparativa, los resultados son:

CAPACIDAD ANTIOXIDANTE:

1- Guaraná (ORAC 4500)

2- Café (ORAC 2780)

3- Té Matcha (ORAC 1348)

PROPIEDADES BENEFICIOSAS EN GENERAL -teniendo en cuenta pros y contras-

1- Té Matcha

2- Guaraná

3- Café

Teniendo en consideración que nuestra dieta cuenta con muchos otros alimentos con poder antioxidante, en lo que debemos fijarnos esencialmente, es en los beneficios a nivel general, y en reducir los efectos perjudiciales. Por ello, no digo que al que le guste mucho el café deba dejarlo, sino que lo modere bastante, y al mismo tiempo introduzca en su vida el té MATCHA, por su poder alcalinizante y desintoxicante en particular, y por contrarrestar un poco los efectos indeseables del café.

El CAFÉ debe ser tomado con moderación, sin embargo, el té Matcha podemos consumirlo con toda tranquilidad, conociendo sus extraordinarias propiedades.

En cuanto al GUARANÁ, lo recomiendo en ocasiones puntuales, especialmente para deportistas, personas que desean perder peso, y estudiantes en época de mucho esfuerzo intelectual.

Y si te da igual el café, eres sensible a la cafeína y/o prefieres evitar las contraindicaciones, entonces te recomiendo que sustituyas el café por el MATCHA, vas a salir ganando.

Espero que os haya sido de utilidad este análisis.

Hasta la semana que viene, paz y salud.


Entradas destacadas

Presta atención a este espacio, para próximas entradas

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Sígueme en:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • YouTube Clean Grey

© 2023 por El plan alimenticio. Creado con Wix.com