Los anti nutrientes, segunda parte


Continuando con el tema de la semana pasada, los antinutrientes, me gustaría enfocar la atención hoy en los fitatos. Los fitatos son compuestos que se encuentran en legumbres, semillas, frutos secos y granos. O sea, una gran parte de lo que constituye la dieta vegana.

A los pobres fitatos se les ha tratado muy mal, y se les ha dado muy mala fama, alegando que no debemos consumirlos, o que debemos restringir mucho su consumo, ya que son “antinutrientes”, o sea, que impiden la absorción de ciertos nutrientes, en particular, de dos minerales: el hierro y el zinc.

Sin embargo, como ya se ha demostrado en otras ocasiones, -pongo como ejemplo el gluten- hay veces que una noción o creencia comienza como una mala interpretación de un descubrimiento, o experiencia, y de ahí a convertirse en hecho inamovible, solo media el número de veces que se haya repetido de boca a oreja, y de eso tenemos numerosos ejemplos en la historia.

Alertada por el caso del gluten y otros mitos, decidí investigar un poco más en el tema de los fitatos, ya que no podía creer que alimentos con tantas propiedades beneficiosas pudieran contener un compuesto tan perjudicial que fuera llamado “antinutriente”. Y también, confieso, porque no quería dejar de comer cada día los grandes platos de legumbres que tanto disfruto!

Estoy convencida de que muchos profesionales de la salud ya deben estar al tanto de la realidad de los fitatos, pero yo quiero enfatizar en ello hoy aquí, para contribuir a quitar el miedo a estos y otros compuestos grandemente beneficiosos para la salud. Es como tenerle miedo al sol y no salir nunca a la calle por si te quemas. El sol es esencial e imprescindible para una buena salud, y si lo tomamos con moderación, solo tiene beneficios. El posible riesgo de quemarse es algo que podemos controlar muy fácilmente, y no vamos a dejar que eso nos haga dejar de beneficiarnos de todo lo bueno que nos puede proporcionar.

Entre otras propiedades, los fitatos son antioxidantes, antiinflamatorios, potencian el sistema inmunitario, y ayudan a la desintoxicación del organismo.

Comparación de hueso siendo comido en persona cuya dieta no contenía fitatos, en la derecha, y en la izquierda, hueso de persona que SÍ consume fitatos, con tejidos mucho más sano.

He aquí varios hechos comprobados científicamente en estudios realizados por investigadores.

Los fitatos previenen la osteoporosis

Estudio: “The role of Phytic acid in legumes: antinutrient or beneficial function?” "El papel del ácido físico en legumbres: antinutriente o función beneficiosa? Estudio español

La leyenda sobre la acción inhibidora de nutrientes de los fitatos comenzó con un estudio realizado en 1959, en perros cachorros, mostrando que el consumo de cereales provocaba una acción descalcificante en ellos. Lo malo que tienen los estudios en animales (aparte de la crueldad que suponen) es que muchas veces los resultados no son comparables, ya que los animales no siempre reaccionan de las mismas maneras que los humanos.

Sin embargo fue éste estudio el que promovió el mal nombre de los fitatos, y a partir de ahí la mala fama creció. (The rickets-producing and anti-calcifying action of phytate)

Otros estudios en ratas tuvieron resultados parecidos.

Sin embargo, en cuanto se empezaron a realizar estudios en humanos, la cosa comenzó a cambiar. Uno de los primeros fue un estudio titulado “The assimilation of calcium in a high phytate diet” (“La asimilación del calcio en una dieta alta en fitatos”)

En él, se comprobó que los individuos que seguían una dieta alta en fitatos, llegaban a acostumbrar a su cuerpo a ellos, y el resultado era el contrario: los voluntarios tenían huesos más fuertes y densos que los que no consumían fitatos. El problema es que el estudio fue realizado en solo 3 personas.

Un segundo estudio ya amplió el campo de investigación. Fue realizado precisamente aquí en Mallorca, por Servicio de prevención de riesgos laborales (Gestión sanitaria de Mallorca), el Laboratorio de investigación de litiasis renal, el Departamento de biología fonamental i ciencias de la salud, del Instituto Universitario de investigación de ciencias de la salud, Universidad de las Islas Baleares, Servicio de medicina deportiva, del Consell de Mallorca, y el Servicio médico de correos de Valencia.

El estudio averiguó que aquellos que consumían más ácido fítico contaban con huesos más fuertes y sólidos. Se midieron los huesos de los talones, la espina dorsal, y la cadera. Los resultados indicaron que un consumo alto de fitatos tiene un efecto protector contra la osteoporosis, y un consumo bajo constituye un riesgo de sufrir osteoporosis, y que el ácido fítico inhibe la disolución de los huesos, en un efecto comparable a medicamtentos específicamente diseñados para esta función, como el Fosimax, pero sin los efectos secundarios que todo medicamento tiene, en este caso, uno de ellos sería la osteonecrosis, o muerte del hueso. Que paradoja, ¿no? Pretendiendo proteger el hueso, se corre el riesgo de acabar con él.

Otro estudio: “Phytate levels and bone parameters: a retrospective pilot clinical trial (table)” (“Niveles de fitatos y parámetros óseos: un estudio clínico piloto retrospectivo (tabla”). En él se muestra la evidencia de que la masa ósea está mejorada en aquellos que consumen una alta cantidad de fitatos.

Otro estudio: “Protective effect of phytate on bone mass loss in post-menopausal women”. (“Efecto protector del fitato en la pérdida de masa ósea en mujeres post-menopáusicas”).

Éste fue el estudio más concluyente. En él se midió la masa ósea de mujeres postmenopáusicas (quienes generalmente tienen más alto riesgo de osteoporosis, por los cambios hormonales), y se vio que las que más fitatos consumían eran las que mayor densidad ósea presentaban, con una diferencia que no dejaba lugar a dudas.

Un estudio más: “Protective effect of myo-inositol hexaphosphate on bone mass loss in postmenopausal women”.

(“Efecto protector del myo-inositol hexafosfato (fitato) en la pérdida de masa ósea en mujeres post menopáusicas”).

En él se comprobó que los fitatos ayudan a bloquear la producción de células devoradoras de hueso, y toda la actividad relacionada con la pérdida de masa ósea.

Así pues, parece que los estudios más recientes desechan la creencia errónea de que los fitatos son tan perjudiciales para la salud, y que se deben evitar. Símplemente podemos tomar medidas para paliar sus efectos inhibidores de la absorción de ciertos minerales, de una manera muy sencilla:

Comiendo ajo y cebolla en todas las comidas donde sea posible, aumentamos la absorción de hierro y zinc de los vegetales. Los beneficios de los fitatos son demasiados como para ignorarlos.

No voy a aburriros más con más estudios, solo os dejaré con tres datos más, grandemente significativos de los beneficios comprobados de los fitatos:

1 - Los fitatos rehabilitan las células cancerígenas, devolviéndoles a su estado natural sano. Los fitatos se absorben rápidamente. En pruebas in vitro se ha demostrado cómo los fitatos inhiben el crecimiento de todo tipo de células cancerígenas.

2 - Los fitatos ayudan a combatir el cáncer de colon. En investigaciones realizadas en poblaciones del mundo, se comprobó que los que menos cáncer de colon sufren en el mundo son los habitantes de Uganda, cuya dieta es prácticamente vegetal en su casi totalidad. Anteriormente se pensaba que era la fibra… sin embargo, comparando con poblaciones que también consumían mucha fibra, pero no fitatos, se vio que la incidencia de cáncer de colon era mayor. La conclusión fue que los fitatos, en especial los presentes en las legumbres, eran los grandes protectores contra el cáncer de colon, así como de próstata, de mama, y hasta leucemia.

3- Los fitatos previenen la formación de piedras en el riñón, las caries, la diabetes y las enfermedades del corazón. Todo ello probado por investigadores en estudios científicos.

Espero que la información se difunda, y éste sea otro compuesto más al que se le pierda el miedo. ¡Vivan los fitatos!

La semana que viene, y para terminar con el tema, hablaremos de un “antinutriente más: el ácido oxálico u oxalatos”

Paz y salud,


Entradas destacadas

Presta atención a este espacio, para próximas entradas

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Sígueme en:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • YouTube Clean Grey

© 2023 por El plan alimenticio. Creado con Wix.com