Tu duda es mi desafío


"Vlogueando" entre amigos.

Blog en colaboración con Lo Vegano de Palma de Mallorca

¡Saludos cordiales y bienvenidos a mi primer blog en exclusiva para mis amig@s de Lo Vegano, en Palma, y todos sus clientes y amig@s, vegan@s novatos, vegan@s veteranos, veganocurios@s y no vegan@s!

Algunos me conocéis por mis charlas en Lo Vegano, otros por mi consulta, otros por mi libro “El Vegano Novato”. Para los que no me conocéis, mi nombre es Cristina Sebastián, soy naturópata y asesora nutricional, especialista en nutrición vegana. Soy vegana desde hace 11 años, cuando todavía el veganismo en España era algo totalmente desconocido, incluso la palabra “vegan@” les sonaba a algunos a habitante de algún sitio lejano. Entonces era bastante más difícil que ahora ser vegano, no tanto por la alimentación en sí, (que no tiene por qué ser complicada, aunque se sabía bastante menos de nutrición e ingredientes), sino porque, que la gente te tachara de lunático o extremista por poner lo más fino, era lo más normal, y las explicaciones que había que dar se hacían mucho más largas y complicadas que ahora, días en lo que el veganismo es ya mundialmente conocido y seguido, gracias, principalmente, a internet. Por todo ello, creo que mi experiencia como "comeplantas" en un país nada vegano, junto con los conocimientos adquiridos sobre el tema a lo largo de todos estos años, y mi profesión de naturópata, me han dado bastantes tablas para poder aconsejar y guiar en todo lo posible a otros a hacer la transición de manera correcta, ya que, por desgracia, demasiada gente comienza sin saber nada, ni tener idea de por donde empezar, resultando en algunas ocasiones, en problemas de salud, que son perfectamente evitables con una simple consulta con un profesional.

Así pues, aquí comenzamos una serie de blogs en los que iré comentando todo tipo de temas, desde nutrición vegana, hasta temas de actualidad relacionados, incluidos asuntos sobre la filosofía vegana o consejos sobre como lidiar con familia, amigos y demás personas que quieran desesperadamente sacarte de la secta en la que te has metido. Intentaré hacer los artículos lo más breve y concisos posibles, aunque éste primero, de presentación, será un poco más extenso. Estoy a vuestra disposición para cualquier sugerencia que se os ocurra, sobre temas de interés dentro del mundo vegano, especialmente sobre temas de alimentación. Tal y como dice el título, "tu duda es mi desafío", así que intentaré dar respuestas a todo tipo de dudas que me planteéis, cuando las tengáis, y si no las hay, continuaré con la serie de blogs programada.

Un abrazo a todos, y gracias por leerme. Os dejo con mi primer blog, que sirve como introducción a los demás.

***********

UNA VISIÓN ESPERANZADORA

Cuando comencé mi camino de apasionada vegana, el sentimiento general entre los compañeros de camino era de desaliento. ¡Parecía que había tanto por hacer! En ocasiones te sentías el único vegano del planeta. Sin embargo ahora, algo está pasando... ¿Soy yo o verdaderamente está cambiando la sociedad? Un número importante de personas sin miedo, no abrumador todavía, pero con trazas de serlo, está poniéndose en pie y actuando, sin prisa, pero sin pausa, de una manera exponencialmente al alza, continua e imparable. ¿Os da la misma impresión que a mi? Es lo que estoy viendo en mi vida diaria. No solamente las personas se están volviendo más solidarias con los propios congéneres, algo maravilloso que es desde luego de alabar, sino que están yendo un paso más allá, que puede convertirse en el paso del gran despertar. Aunque la crueldad sin parangón inunda nuestros días, estoy convencida de que eso lo que los medios quieren que veamos. Ya me entendéis. Si el miedo domina tu vida, el cambio, el despertar, no es posible. Les interesa tenernos atemorizados por todo. Pero algo está pasando. La apertura de la conciencia humana.

Y en particular me refiero a la concienciación respecto al bienestar de los animales no humanos. A su derecho a vivir y a morir en libertad, a no ser esclavizados y utilizados, a no ser torturados ni masacrados para servir a los caprichos humanos. Sinceramente, no me imaginaba ni remotamente el poder vivir tan pronto la situación que estamos viviendo hoy en día. No es que sea para tocar campanas, pero ahí está. Lo que se vislumbra es esperanzador y prometedor. Yo suelo ser optimista respecto al futuro, exceptuando los momentos en que algún acontecimiento triste o tremendamente injusto de los que vemos cada día en nuestros muros, me sume en un desespero profundo, en el que se olvidan todos los pensamientos positivos. Pero en general, siempre he querido ver el vaso medio lleno. ¿Será por eso que estoy viendo muchos más actos de bondad que de egoísmo? Quiero pensar que es general. Quiero pensar que la causa de ver más malas que buenas noticias es que lo bueno no vende.

Convencida de que algún día el mundo cambiará y tomando el camino del respeto, la empatía y la compasión, frente al del egoísmo, la crueldad y la ambición, mis actos y mis luchas personales nunca dejaron de ser apasionadas, intentando comunicar siempre mi intención y mi camino, compartiendo mis esperanzas, informando sin adoctrinar, al que ignora voluntaria o involuntariamente las injusticias, intentando contagiar mi entusiasmo por haber tomado la decisión adecuada, intentando aportar mi pequeña contribución para cambiar el mundo.

Pero lo que no podía haber imaginado en mis comienzos, en un tiempo en que los móviles eran cosa de película de James Bond, es que el cambio comenzara tan pronto. Si tenemos en cuenta lo que ha avanzado el tema de los derechos de los animales en solo unos pocos años, como ha crecido el número de activistas en la lucha, de voluntarios en los santuarios, ONGs y protectoras, de apertura de más santuarios y refugios para todo tipo de animales maltratados, de leyes que van cambiando, y las que están en camino de cambiar, de aperturas de mente, de salvajadas que se han prohibido, de salvamentos, acogidas, adopciones y rescates, de manifestaciones, protestas, campañas y recogidas de firmas, y en especial... ¡de nuevos veganos!

El hecho de adoptar una nueva forma de vida, una filosofía diferente, una alimentación diferente, que implica un giro tan significativo en la vida de uno, como el hacerse vegano, no solo es casi un acto heróico, en el sentido de que la decisión va a marcar un antes y un después en su vida, socialmente hablando (especialmente en personas a quienes sus amigos y familiares pasarán a ignorar o atacar furiosamente), sino que es de especial importancia si tenemos en cuenta un dato: el número de animales que salva cada vegano. El número aproximado es de 95 vidas, salvadas directamente por un solo vegano, e indirectamente la cantidad asciende a muchos cientos. Pero aunque yo solo salvara UNA vida siendo vegana, seguiría valiendo totalmente la pena. Porque una cosa es pensar que eres parte de una minoría, (vaso medio vacío), y otra saber que eres parte de la solución, no del problema (vaso medio lleno).

Dicho esto, no clasifico a todo el que sigue comiendo animales como egoísta, frío e insensible, porque hay personas que están en el camino de la evolución, aunque no hayan tomado todavía la decisión. Porque hay dos categorías de personas que siguen comiendo animales, conociendo ya la realidad: a) los que con tremendo egoísmo y falta de empatía eligen seguir igual, "porque les da la gana", y "porque les gusta y no lo van a dejar", y b) los que realmente saben que antes o después tomarán el camino correcto. La mayoría acabarán haciéndolo porque no pueden soportar más la llamada de su conciencia. Hay a quien le cuesta meses, o años, y hay quien lo hace de un día para otro. He visto todo tipo de casos, y nunca se puede decir que una persona jamás hará esto o lo otro. Quien menos me esperaba, me ha dado verdaderas sorpresas. Nadie en la historia de la humanidad ha apostado nunca por un cambio drástico, revolucionario y significativo que surge de un sentimiento idealista, sin embargo, dichos cambios han sucedido, continuamente, época tras época, gracias a ese pequeño grupo de "locos" apasionados. Nunca habría cambiado nada, de no ser por ellos, los pioneros. Los idealistas, los soñadores, los sensibles, los que no pueden soportar la injusticia, los que no tienen ningún miedo al "qué dirán", los que están dispuestos a enfrentarse a las masas, al sistema, a batallas sin fin, al ridículo, a las amenazas, a lo establecido, al olvido... o simplemente a su familia o sus amigos, por defender a los que no tienen voz. En otras épocas fueron los esclavos, las mujeres, los homosexuales... ahora son los animales no humanos. Y al igual que el mundo repudia ahora a los que siguen anclados en el pasado, repudiará en el futuro a quien no respete a los animales no humanos.

Está pasando. Y como continuemos con este crecimiento exponencial, la concienciación va a ir a más. ¡Cuanta gente joven ya se siente identificada con el movimiento, por la compasión y el respeto! Es de verdad esperanzador, y me llena de alegría cuando conozco a jóvenes veganos, porque son el futuro. No quiero escuchar las quejas de la gente que dice que esto nunca va a cambiar, que el ser humano siempre va a ser así, porque de ser así continuaríamos con la esclavitud y la discriminación como norma. Continúan, si, pero en mucho menor grado, y siendo aborrecidos por la sociedad. Que la explotación y masacre de los animales continúa, está claro, pero se va a reducir, y se está reduciendo en gran manera. Solo hay que mirar hacia países como el Reino Unido, donde el veganismo ha crecido en un 350%, Israel, donde se encuentra el más alto porcentaje de veganos per cápita del mundo (5% de la población, y subiendo), con un 8% de vegetarianos, y Estados Unidos, donde ya en el año 2014 se mataron 4 millones de animales menos para comida, ahora muchos más. Y quien sabe, si continuamos creciendo de esta forma, si se sigue luchando y extendiendo el amor y la compasión por nuestros compañeros de planeta, podemos llegar a erradicar la injusticia, y continuar salvando vidas, tanto de animales no humanos como humanos . Porque si el hombre es capaz de respetar a los animales, será capaz también, inexcusablemente, de respetar a sus congéneres. Por algo se dice en los ambientes veganos, (y es el lema que figura a la entrada de Lo Vegano) que "LA PAZ EMPIEZA EN TU PLATO".

Paz a todos.

#veganismo #vegan #animales #conciencia #natural #alimentaciónvegana

Entradas destacadas

Presta atención a este espacio, para próximas entradas

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Sígueme en:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • YouTube Clean Grey

© 2023 por El plan alimenticio. Creado con Wix.com